¿Cómo brindan los profesionales de la salud en una clínica quiropráctica un enfoque clínico para prevenir errores médicos en personas que sufren dolor?

Introducción

Los errores médicos provocaron anualmente entre 44,000 y 98,000 muertes de estadounidenses hospitalizados, y muchos más causaron lesiones catastróficas. (Kohn y otros, 2000) Esto era más que el número de personas que morían anualmente por SIDA, cáncer de mama y accidentes automovilísticos en ese momento. Según investigaciones posteriores, el número real de muertes puede estar más cerca de 400,000, lo que sitúa a los errores médicos como la tercera causa más común de muerte en Estados Unidos. Con frecuencia, estos errores no son producto de profesionales médicos que son inherentemente malos; más bien, son el resultado de problemas sistémicos con el sistema de atención médica, como patrones de práctica inconsistentes de los proveedores, redes de seguros desarticuladas, subutilización o ausencia de protocolos de seguridad y atención descoordinada. El artículo de hoy analiza el enfoque clínico para prevenir un error médico en un entorno clínico. Hablamos de proveedores médicos asociados que se especializan en diversos tratamientos previos para ayudar a las personas que padecen problemas crónicos. También guiamos a nuestros pacientes permitiéndoles hacer preguntas muy importantes y complejas a sus proveedores médicos asociados. El Dr. Alex Jiménez, DC, sólo utiliza esta información como un servicio educativo. Aviso

Definición de errores médicos

Determinar qué error médico es el paso más crucial en cualquier conversación sobre prevención de errores médicos. Podrías suponer que se trata de una tarea muy fácil, pero eso es sólo hasta que profundices en la amplia gama de terminología utilizada. Muchos términos se utilizan como sinónimos (a veces de forma errónea), ya que parte de la terminología es intercambiable y, en ocasiones, el significado de un término depende de la especialidad de la que se trate.

 

 

Aunque el sector de la salud afirmó que la seguridad del paciente y la eliminación o reducción de los errores médicos eran prioridades, Grober y Bohnen señalaron tan recientemente como 2005 que se habían quedado cortos en un área crucial: determinar la definición de "quizás la pregunta más fundamental... ¿Qué es un ¿Error médico? Un error médico es no completar una acción planificada en un entorno médico. (Grober y Bohnen, 2005) Sin embargo, en esta descripción no se menciona ninguno de los términos que muchas veces se identificarían expresamente con un error médico: pacientes, asistencia sanitaria o cualquier otro elemento. A pesar de esto, la definición ofrece un marco sólido para un mayor desarrollo. Como puede ver, esa definición específica consta de dos partes:

  • Un error de ejecución: No completar una acción planificada según lo previsto.
  • Un error de planificación: Es una técnica que, incluso con una ejecución perfecta, no produce los resultados deseados.

Los conceptos de faltas de ejecución y errores de planificación son insuficientes para definir adecuadamente un error médico. Estos pueden ocurrir en cualquier lugar, no sólo en un establecimiento médico. Hay que añadir el componente de gestión médica. Esto trae a colación la idea de sucesos desfavorables, conocidos como eventos adversos. La definición más común de evento adverso es el daño no intencional a los pacientes provocado por el tratamiento médico y no por su enfermedad subyacente. Esta definición ha ganado aceptación internacional de una forma u otra. Por ejemplo, en Australia, el término incidentes se define como aquel en el que una persona recibió atención médica debido a un daño. Estos incluyen infecciones, caídas que causan lesiones y problemas con los medicamentos recetados y el equipo médico. Ciertos sucesos desfavorables podrían evitarse.

 

Tipos comunes de errores médicos

El único problema con esta noción es que no todas las cosas negativas suceden accidental o intencionalmente. Dado que, en última instancia, el paciente puede beneficiarse, puede ocurrir un evento adverso esperado pero tolerado. Durante la quimioterapia, las náuseas y la caída del cabello son dos ejemplos. En este caso, rechazar el tratamiento recomendado sería la única manera sensata de evitar consecuencias desagradables. Llegamos así al concepto de sucesos adversos prevenibles y no prevenibles a medida que perfeccionamos nuestra definición. No es fácil categorizar una elección para tolerar un impacto cuando se determina que un efecto favorable ocurrirá simultáneamente. Pero el propósito por sí solo no es necesariamente una excusa. (Red de Seguridad del Paciente, 2016, párrafo 3) Otro ejemplo de error planificado sería la amputación del pie derecho debido a un tumor en la mano izquierda, lo que sería aceptar un acontecimiento desfavorable conocido y previsto con la esperanza de una consecuencia beneficiosa que nunca antes había surgido. No hay evidencia que respalde la anticipación de un resultado positivo.

 

Los errores médicos que causan daño al paciente suelen ser el foco de nuestra investigación. No obstante, los errores médicos pueden ocurrir y ocurren cuando el paciente no sufre daño. La ocurrencia de cuasi accidentes podría proporcionar datos invaluables al planificar cómo reducir los errores médicos en un centro de atención médica. Aún así, es necesario investigar la frecuencia de estos eventos en comparación con la frecuencia que los médicos informan. Los cuasi accidentes son errores médicos que podrían haber causado daño pero no lo causaron al paciente, incluso si el paciente se encuentra bien. (Martinez et al., 2017) ¿Por qué reconocería algo que podría dar lugar a acciones legales? Considere el escenario en el que una enfermera, por cualquier motivo, acababa de estar mirando fotografías de diferentes medicamentos y estaba a punto de proporcionar un medicamento. Tal vez algo permanezca en su memoria y decida que no es así como se ve un medicamento específico. Al comprobarlo, descubrió que se habían administrado los medicamentos incorrectos. Después de revisar toda la documentación, corrige el error y le da al paciente la receta correcta. ¿Sería posible evitar un error en el futuro si el registro de administración incluyera fotografías de la medicación adecuada? Es fácil olvidar que hubo un error y una posibilidad de daño. Ese hecho sigue siendo cierto independientemente de si tuvimos la suerte de encontrarlo a tiempo o si sufrimos consecuencias negativas.

 

Errores de resultados y procesos

Necesitamos datos completos para desarrollar soluciones que mejoren la seguridad del paciente y reduzcan los errores médicos. Como mínimo, cuando el paciente se encuentre en un centro médico, se debe informar de todo lo que se pueda hacer para evitar daños y ponerlo en peligro. Muchos médicos han determinado que el uso de las frases errores y eventos adversos era más completo y adecuado después de revisar los errores y eventos adversos en la atención médica y discutir sus fortalezas y debilidades en 2003. Esta definición combinada aumentaría la recopilación de datos, incluidos errores, situaciones cercanas falla, y Errores activos y latentes. Además, el término eventos adversos incluye términos que generalmente implican daño al paciente, como lesión médica y lesión iatrogénica. Lo único que queda es determinar si una junta de revisión es un organismo adecuado para manejar la separación de eventos adversos prevenibles y no prevenibles.

 

Un evento centinela es un suceso en el que se requiere informar a la Comisión Conjunta. La Comisión Conjunta establece que un evento centinela es un suceso inesperado que implica una lesión física o psicológica grave. (“Eventos centinela”, 2004, p.35) No hay elección, ya que es necesario documentarlo. Sin embargo, la mayoría de los centros de atención médica mantienen registros que describen los incidentes centinela y qué hacer en caso de que ocurran para garantizar que se cumplan los estándares de la Comisión Conjunta. Esta es una de esas situaciones en las que es mejor prevenir que lamentar. Dado que “serio” es un concepto relativo, puede haber cierto margen de maniobra al defender a un compañero de trabajo o a un empleador. Por otro lado, informar incorrectamente de un evento centinela es mejor que no informarlo. No revelarlo puede tener consecuencias graves, incluido el cese de su carrera.

 

Al considerar los errores médicos, la gente frecuentemente comete el error de centrarse únicamente en los errores de prescripción. Los errores de medicación son indudablemente frecuentes e implican muchos de los mismos defectos de procedimiento que otros errores médicos. Son posibles fallas en la comunicación, errores cometidos durante la prescripción o dispensación y muchas otras cosas. Pero estaríamos juzgando gravemente mal la cuestión si asumiésemos que los errores farmacológicos son la única causa de daño a un paciente. Un desafío importante al clasificar los diferentes errores médicos es determinar si se debe clasificar el error en función del procedimiento involucrado o de las consecuencias. Es aceptable examinar aquí esas clasificaciones, dado que se han hecho numerosos intentos de desarrollar definiciones de trabajo que incorporen tanto el proceso como el resultado, muchas de las cuales se basan en el trabajo de Lucian Leape de la década de 1990. 

 


Mejore su estilo de vida hoy: vídeo

¡Mejora tu estilo de vida hoy! *Atención quiropráctica* | El Paso, Texas (2023)

Análisis y prevención de errores médicos

Operativos y no quirúrgicos fueron las dos categorías principales de eventos adversos que Leape y sus colegas distinguieron en este estudio. (Leape et al., 1991) Los problemas operativos incluyeron infecciones de heridas, fracasos quirúrgicos, problemas no técnicos, complicaciones tardías y dificultades técnicas. No operativo: en esta categoría de sucesos adversos se incluyeron encabezados como relacionados con medicamentos, mal diagnosticados, mal tratados, relacionados con procedimientos, caídas, fracturas, posparto, relacionados con anestesia, neonatales y un encabezado general del sistema. Leape también clasificó los errores señalando el punto de falla del proceso. También los clasificó en cinco títulos, que incluyen: 

  • System
  • Rendimiento
  • Tratamiento farmacológico
  • Diagnóstico
  • Preventivo

Muchas fallas de proceso se incluyen en más de un tema, pero todas ayudan a identificar la causa exacta del problema. Si más de un médico participó en la determinación de las áreas precisas que necesitan mejorar, es posible que sea necesario realizar más preguntas.

 

 

Técnicamente, cualquier miembro del personal de un hospital puede cometer un error médico. No se limita a profesionales médicos como médicos y enfermeras. Un administrador puede abrir una puerta o un miembro del equipo de limpieza puede dejar un químico al alcance de un niño. Lo que importa más que la identidad del autor del error es el motivo del mismo. ¿Qué antes? ¿Y cómo podemos asegurarnos de que eso no vuelva a ocurrir? Después de recopilar todos los datos anteriores y mucho más, es hora de descubrir cómo evitar errores similares. En cuanto a los eventos centinela, la Comisión Conjunta ha ordenado desde 1997 que todos estos incidentes se sometan a un procedimiento llamado Análisis de Causa Raíz (RCA). Sin embargo, sería necesario corregir el uso de este procedimiento para incidentes que deben informarse a partes externas.

 

¿Qué es un análisis de causa raíz?

Los RCA “capturaron los detalles así como la perspectiva general”. Facilitan la evaluación de los sistemas, el análisis de si es necesaria una acción correctiva y el seguimiento de las tendencias. (Williams, 2001) ¿Qué es exactamente un RCA? Al examinar los eventos que llevaron al error, un RCA puede centrarse en eventos y procesos en lugar de revisar o culpar a personas específicas. (AHRQ, 2017) Por eso es tan crucial. Un RCA utiliza con frecuencia una herramienta llamada los Cinco Porqués. Este es el proceso de preguntarse continuamente "por qué" después de creer que ha determinado la causa de un problema.

 

La razón por la que se le llama los “cinco porqués” es porque, si bien cinco son un excelente punto de partida, siempre debes preguntarte el por qué hasta que identifiques la causa subyacente del problema. Preguntar por qué repetidamente podría revelar muchas fallas del proceso en diferentes etapas, pero debe seguir preguntando por qué sobre cada aspecto del problema hasta que se le acaben otras cosas que podrían ajustarse para proporcionar un resultado deseable. Sin embargo, se pueden utilizar diferentes herramientas además de ésta en una investigación de la causa raíz. Existen muchos otros. Los RCA deben ser multidisciplinarios y consistentes e involucrar a todas las partes involucradas en el error para evitar malentendidos o informes inexactos de los sucesos.

 

Conclusión

Los errores médicos en las instituciones de salud son eventos frecuentes y en su mayoría no reportados que amenazan gravemente la salud de los pacientes. Se cree que hasta un cuarto de millón de personas mueren cada año como resultado de errores médicos. Estas estadísticas son inaceptables en una época en la que la seguridad del paciente es supuestamente la principal prioridad, pero no se está haciendo mucho para modificar las prácticas. Si los errores médicos se definen con precisión y se encuentra la causa raíz del problema sin culpar a miembros específicos del personal, esto es innecesario. Se pueden realizar cambios esenciales cuando se identifican correctamente las causas fundamentales de las fallas del sistema o del proceso. Una herramienta útil es un enfoque coherente y multidisciplinario para el análisis de la causa raíz que utilice marcos como los cinco porqués para profundizar hasta que se revelen todos los problemas y defectos. Aunque ahora es necesario a raíz de eventos centinela, el análisis de causa raíz puede y debe aplicarse a todas las causas de error, incluidos los cuasi accidentes.

 


Referencias

Agencia de Investigación y Calidad Sanitaria. (2016). Análisis de raíz de la causa. Recuperado el 20 de marzo de 2017 de psnet.ahrq.gov/primer/root-cause-analysis

Grober, ED y Bohnen, JM (2005). Definición de error médico. Puede J Surg, 48(1), 39-44. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15757035

Kohn, LT, Corrigan, J., Donaldson, MS e Instituto de Medicina (EE. UU.). Comité de Calidad de la Atención Médica en Estados Unidos. (2000). Errar es humano: construir un sistema de salud más seguro. Prensa de la Academia Nacional. books.nap.edu/books/0309068371/html/index.html

Leape, LL, Brennan, TA, Laird, N., Lawthers, AG, Localio, AR, Barnes, BA, Hebert, L., Newhouse, JP, Weiler, PC y Hiatt, H. (1991). La naturaleza de eventos adversos en pacientes hospitalizados. Resultados del Estudio de Práctica Médica de Harvard II. N Engl J Med, 324(6), 377-384. doi.org/10.1056/NEJM199102073240605

Lippincott® Centro de Enfermería®. Centro de Enfermería. (2004). www.nursingcenter.com/pdfjournal?AID=531210&an=00152193-200411000-00038&Journal_ID=54016&Issue_ID=531132

Martínez, W., Lehmann, LS, Hu, YY, Desai, SP y Shapiro, J. (2017). Procesos para identificar y revisar eventos adversos y cuasi accidentes en un centro médico académico. Jt Comm J Qual Paciente Saf, 43(1), 5-15. doi.org/10.1016/j.jcjq.2016.11.001

Red de Seguridad del Paciente. (2016). Eventos adversos, cuasi accidentes y errores. Recuperado el 20 de marzo de 2017 de psnet.ahrq.gov/primer/adverse-events-near-misses-and-errors

Williams, PM (2001). Técnicas de análisis de causa raíz. Proc (Bayl Univ Med Cent), 14(2), 154-157. doi.org/10.1080/08998280.2001.11927753

Aviso

Alcance de la práctica profesional *

La información aquí contenida en "Cómo una clínica quiropráctica utiliza un enfoque clínico para prevenir errores médicos c" no pretende reemplazar una relación personal con un profesional de la salud calificado o un médico con licencia y no es un consejo médico. Lo alentamos a que tome decisiones de atención médica basadas en su investigación y asociación con un profesional de la salud calificado.

Información del blog y debates sobre el alcance

Nuestro alcance informativo se limita a la quiropráctica, musculoesquelética, medicina física, bienestar, contribuyendo etiológico alteraciones viscerosomáticas dentro de las presentaciones clínicas, la dinámica clínica del reflejo somatovisceral asociado, los complejos de subluxación, los problemas de salud delicados y/o los artículos, temas y debates de medicina funcional.

Brindamos y presentamos colaboración clínica con especialistas de diversas disciplinas. Cada especialista se rige por su ámbito de práctica profesional y su jurisdicción de licencia. Utilizamos protocolos funcionales de salud y bienestar para tratar y apoyar la atención de lesiones o trastornos del sistema musculoesquelético.

Nuestros videos, publicaciones, temas, asuntos e ideas cubren cuestiones clínicas, problemas y temas que se relacionan y respaldan directa o indirectamente nuestro ámbito de práctica clínica.*

Nuestra oficina ha intentado razonablemente proporcionar citas de apoyo y ha identificado el estudio o los estudios de investigación relevantes que respaldan nuestras publicaciones. Proporcionamos copias de los estudios de investigación de respaldo disponibles para las juntas reguladoras y el público a pedido.

Entendemos que cubrimos asuntos que requieren una explicación adicional de cómo puede ayudar en un plan de atención o protocolo de tratamiento en particular; por lo tanto, para discutir más a fondo el tema anterior, no dude en preguntar Dr. Alex Jiménez, DC, o póngase en contacto con nosotros en 915-850-0900.

Estamos aquí para ayudarlo a usted y a su familia.

Bendiciones

El Dr. Alex Jimenez corriente continua MSACP, enfermero*, CCCT, IFMCP*, CIFM*, ATN*

email: coach@elpasomedicinafuncional.com

Licenciado como Doctor en Quiropráctica (DC) en Texas & New Mexico*
Número de licencia de Texas DC TX5807, Nuevo México DC Número de licencia NM-DC2182

Licenciada como Enfermera Registrada (RN*) en Florida
Licencia de Florida N.° de licencia de RN RN9617241 (Control No. 3558029)
Estado compacto: Licencia multiestatal: Autorizado para ejercer en 40 Estados*

Matriculado actualmente: ICHS: MSN* FNP (Programa de enfermera practicante familiar)

Dr. Alex Jiménez DC, MSACP, RN* CIFM*, IFMCP*, ATN*, CCST
Mi tarjeta de presentación digital

Artículo anteriorMejorar los síntomas del estreñimiento caminando regularmente
Artículo siguienteComprender y manejar un dedo atascado
El Dr. Alex Jimenez
Especialidades: ¡Detener el DOLOR! Nos especializamos en el tratamiento de la ciática severa, dolor de cuello y espalda, latigazo cervical, dolores de cabeza, lesiones de rodilla, lesiones deportivas, mareos, falta de sueño, artritis. Utilizamos terapias avanzadas y comprobadas que se centran en la movilidad óptima, el control de la postura, la instrucción de salud profunda, la medicina integral y funcional, el estado físico funcional, los protocolos de tratamiento de trastornos degenerativos crónicos y el acondicionamiento estructural. También integramos la Nutrición del Bienestar, los Protocolos de Desintoxicación del Bienestar y la Medicina Funcional para los trastornos musculoesqueléticos crónicos. Utilizamos "planes de dieta centrados en el paciente" eficaces, técnicas quiroprácticas especializadas, entrenamiento de movilidad y agilidad, protocolos de ajuste cruzado y el "sistema de aptitud funcional PUSH" Premier para tratar a pacientes que sufren diversas lesiones y problemas de salud. En última instancia, estoy aquí para servir a mis pacientes y a la comunidad como un quiropráctico que restaura con pasión la vida funcional y facilita la vida a través de una mayor movilidad. Propósito y pasiones: Soy un Doctor en Quiropráctica especializado en terapias progresivas de vanguardia y procedimientos de rehabilitación funcional enfocados en fisiología clínica, salud total, entrenamiento de fuerza funcional, medicina funcional y acondicionamiento completo. Nos enfocamos en restaurar las funciones corporales normales después de lesiones en el cuello, la espalda, la columna y los tejidos blandos. Utilizamos protocolos quiroprácticos especializados, programas de bienestar, nutrición funcional e integrativa, entrenamiento físico de agilidad y movilidad y sistemas de rehabilitación Cross-Fit para todas las edades. Como una extensión de la rehabilitación dinámica, también ofrecemos a nuestros pacientes, veteranos discapacitados, atletas, jóvenes y ancianos una cartera diversa de equipos de fuerza, ejercicios de alto rendimiento y opciones avanzadas de tratamiento de agilidad. Nos hemos asociado con los principales médicos, terapeutas y entrenadores de las ciudades para brindarles a los atletas competitivos de alto nivel las opciones para esforzarse al máximo en nuestras instalaciones. Hemos tenido la suerte de utilizar nuestros métodos con miles de habitantes de El Paso durante las últimas 3 décadas, lo que nos permite restaurar la salud y el estado físico de nuestros pacientes mientras implementamos métodos no quirúrgicos investigados y programas de bienestar funcional. Nuestros programas son naturales y utilizan la capacidad del cuerpo para lograr objetivos específicos medidos, en lugar de introducir sustancias químicas nocivas, reemplazo hormonal controvertido, cirugías no deseadas o drogas adictivas. Queremos que vivas una vida funcional que se satisfaga con más energía, una actitud positiva, un mejor sueño y menos dolor. Nuestro objetivo es, en última instancia, capacitar a nuestros pacientes para que mantengan la forma de vida más saludable. Con un poco de trabajo, juntos podemos lograr una salud óptima, sin importar la edad, capacidad o discapacidad.